Tramas por Feria

COMIENZOS

Muchas vivencias se dieron en la primera Feria del Dragón, entre las cuales destacó la presencia de Mortis Draco, un grupo de mercenarios liderado por la dama Ivorwen. Estos se alzaron victoriosos en el torneo, quedando Edric como ganador y siendo premiado con la sangre del mismísimo dragón Gamus. Fue al año siguiente cuando esa sangre le hizo efecto, pasando a convertirse en el único e inigualable Hijo del Dragón. En cada Feria, Edric ofrecía su sangre a los ganadores del torneo, creciendo así su estirpe. Pasaron diluvios y tormentas de arena hasta que una persona, Seth, rechazase su ofrenda, convirtiéndose en el primer Campeón del Dragón e, irónicamente, en la mano derecha de Edric. Cabe resaltar que, en la cuarta Feria, aquellos que vinieron de más allá del mar del Ish, trajeron un endemoniado regalo en forma de Djinn, del que desgraciadamente se adueñó la Guardia del Cuervo, quienes sufrieron su caótica magia en la Isla de Ingrid durante un año. No fue hasta la V Feria cuando, arrepentidos, volvieron a traer al genio a la Isla implorando ayuda y perdón.

Antes de la V Feria del Dragón

La Feria del Dragón se celebra en Gadesia, la cual era gobernada por Sir Dargos, miembro del Consejo Regente (órgano que gobierna la isla), quien, tras su fallecimiento previo a la V Feria del Dragón, dejó un legado de tensión entre los miembros del Consejo Regente y el Hijo del Dragón. Esto se debe a que Edric había crecido en fama e influencia desde las primeras ediciones de cara al pueblo, lo cual suponía una amenaza desde el punto de vista del Consejo, quienes pensaban que el Hijo del Dragón ostentaría el gobierno de la isla.

Antes de esto y, tras una misiva de desconocido autor (ver aquí), una carta (ver aquí) poniendo sobre aviso al Consejo Regente del creciente poder de Edric y el empeoramiento de la salud de Dargos, Mortis Draco se reunió para debatir sobre el cambio que Edric había sufrido.

Vulkhar, hermano de Edric, a diferencia de sus compañeros, insistía en salvarle en vez de apoyarle, puesto que pensaba que Edric estaba maldito.

Tras la negativa del grupo de mercenarios, Vulkhar se vio en la necesidad de buscar ayuda en el Consejo Regente que, como veía en Edric una amenaza para el poder tras la muerte de Dargos, podría ayudarle a “salvarle”.

Daragh, hijo de Dargos es quien debía heredar por derecho el mando de Gadesia. Mas, debido a la tensión generada, no supo confirmar su legitimidad al Consejo Regente durante la V Feria, lo cual no ayudó a calmar el conflicto.

Guiado por Garum Vhaeris, heraldo del Consejo Regente, Vulkhar se reúne con un alquimista…

Durante la V Feria

La V edición de la Feria del Dragón empezó con cierto descontento por parte del pueblo. La aparición de Vulkhar fue sólo una treta del Consejo para acabar con Edric, ofreciéndole éste a su hermano un “vino especiado”, siendo la supuesta “cura” que le prepara el alquimista. Edric, viéndose debilitado tras beber de su copa, fue escoltado por la Guardia del Fénix hasta sus aposentos

A lo largo de la V Feria, muchos fueron los debates y las reuniones sobre el futuro gobierno de Gadesia, siendo el principal argumento del Consejo Regente el hecho de que Edric se estaba convirtiendo en aquello que más temían, un dragón. Un ser que había bebido nada más y nada menos, que de la sangre de la gran sierpe roja “Gamus”.

Llegada la noche, y tras su ausencia durante el todo el día, el Hijo del Dragón hizo su aparición con una nueva apariencia, aún más dracónica…

Con esta apariencia, presenció la final del torneo de la V edición, la cual irónicamente se dio entre Daragh, heredero de Gadesia, y Sir Marcus Adelmar, regente de Dagón, y cabeza visible del Consejo Regente. Tras la victoria de Sir Marcus, este se enfrenta en duelo a Edric, el cual le priva de su sangre. Una vez más, el Hijo del Dragón salió vencedor.

Al día siguiente, debido a las tensiones políticas, sumado al descontento del pueblo y la traición de Garum Vhaeris, el Hijo del Dragón declaró la guerra al Consejo Regente, tomando como acto de partida la ejecución del traidor

Poco después, dos sucesos tuvieron lugar: Sir Marcus firmó un llamamiento a la armas (ver aquí), seguido de uno similar por parte de Edric.

Por su parte, Ivorwen, quien tras la disolución de Mortis Draco se encontraba desde hacía tiempo en Isla Tormenta para investigar las Lágrimas (ver aquí), se preparaba para futuros acontecimientos…

Lágrimas de la Tormenta: La Guerra del Dragón

La Guerra del Dragón, pues así tomó nombre el conflicto bélico entre ambos bandos, tuvo su primer enfrentamiento en Isla Tormenta, batallas que finalizaron con la victoria de las filas del Hijo del Dragón, quien, además, estableció una estrategia para partir hacia Dagón de inmediato con sus tropas con la firme intención de asediarla…

Antes de la VI Feria del Dragón

(Recurso resumen de lo acontecido hasta este momento)

Mientras tanto en Gadesia, el pretendiente al gobierno de la ciudad, Darag, fue víctima de un atentado cuya intención era acabar con su vida (ver aquí). Las miradas apuntaron hacia el Consejo Regente, quienes podían considerar a Darag como aliado del Hijo del Dragón en la Guerra.

En cuanto a cómo continuó la guerra en Isla Tormenta, el bando del Hijo del Dragón, crecido por su victoria, se dispuso a realizar un ataque hacia la mismísima Dagón (ciudad militar y fortaleza de la Isla del Dragón), en la que la jugada no era sólo vencer, sino acabar con la contienda, puesto que Darag había aparecido vivo, convirtiéndose en la única llave para la ansiada paz

Ante tal situación, y a pesar de jamás haber reconocido el atentado de Darag, Sir Marcus, Lord Protector de Isla Dragón y gobernador regente de Dagón, se vio obligado a escribir una carta en la que hacer un llamamiento a la paz en la Feria (ver aquí).

Al margen de toda la Guerra del Dragón, una vieja orden de sabios, encargada de investigar las maldades y magia negra de todo el archipiélago, se reunió en secreto una vez más en aras de reiniciar una investigación que sus antepasados tenían parada desde hacía más de un siglo. Un nuevo mal, de poder mental inigualable, había vuelto, volviendo a dejar su marca (ver aquí).

Durante la VI Feria del Dragón

La Feria comenzó con el nombramiento de Darag como Gobernador de Gadesia. Pactando una tregua que debía consolidarse como tratado de Paz en la reunión que llevarían a cabo por la tarde entre ambos bandos.

Llegada la hora de la reunión, tanto Hijo del Dragón como Consejo Regente se sentaron a debatir y a poner fin al conflicto. Ambos bandos estaban acompañados de aquellos que les habían servido en la guerra. Siendo observados también por las pocas gentes de Gadesia que en aquel momento allí se encontraban. En aquella reunión se tuvieron claro los fines, pero no los medios, ni tampoco las formas. Seth, quien no escondía su ira hacia el consejo Regente, se levantó a gritos y se marchó de la reunión, bajo petición furiosa de Edric.

La reunión acabó terminando con la firma de la paz y un acuerdo en el que Edric se iría de Isla Dragón, y sólo volvería feria tras feria.

El resto del día transcurrió sin más, hasta que, llegada la noche y justo después de la final del torneo de armas y el combate honorífico entre el campeón del torneo y el hijo del Dragón, Seth entró en cólera por lo sucedido y tras enterarse de las condiciones del pacto en las que, para él, todo seguiría igual. Edric, en su completa transformación como Hijo del Dragón, intento calmarle sin éxito, pues Seth estaba poseído por la ira y osó levantarse en armas contra Edric. Lo que a continuación ocurrió… Permaneció sólo en la memoria de aquellos que allí lo vivieron.

Nadie entendió por qué Edric y Seth llegaron a aquel punto. Malherido, fue llevado al hospital de campaña de la Feria, donde se hizo todo lo que se pudo por él. Mas, lamentablemente, horas más tarde seth declaró su muerte.

Antes de la noticia de su fallecimiento, las brujas de Isla Tormenta, quienes habían sido convocadas para vencer el Djinn de Isla Dragón de una vez por todas, consiguieron finalmente capturarlo, poniendo fin a un ciclo de dos años durante los cuales el genio maligno estuvo causando el caos propio de un Djinn.

A la mañana siguiente, la VI Feria del Dragón vivió el momento más dramático y emotivo que jamás se había vivido hasta la fecha. La muerte de Seth fue un duro golpe para todos los jugadores, que emocionó tanto en el final del combate como en su funeral. Este evento tuvo lugar al mediodía del domingo y en él las lágrimas de todos brillaron con abundancia, incluida la de sus propios enemigos, quienes también le presentaron respeto y honores.

Justo antes de levantar su cuerpo y llevarlo a sagrado, algunos personajes descubrieron la marca del hechicero en su cuerpo sin llegar a entender qué significaba aquello realmente… ¿Había sido poseído por el hechicero? ¿Era Edric quien había sido poseído?

Lágrimas de la Tormenta: El Resurgir de la Sombra

Una nueva amenaza era más que obvia, y en menos de un año se pasó de bandos enfrentados, a bandos aliados para plantar cara a un enemigo con un presunto poder superior a cualquier magia conocida.

Isla Tormenta fue el escenario en el que se batieron las fuerzas del hechicero y el ejército aliado del archipiélago. Una batalla en la que no hubo presencia de los líderes que un año antes libraron la Guerra del Dragón.

El bando de las fuerzas aliadas fue comandado por el General Héctor en asociación con el Lord Protector Sir Marcus Adelmar y sus capitanes. El bando del hechicero, fue liderado por un antiguo amigo y conocido de las fuerzas aliadas, Danothor “El Huargo”, rey de las Islas Azules, miembro de la comitiva de Sangonera y amigo de todos en la Feria del Dragón. Danothor fue privado de su razón sufriendo el envenenamiento de su mente con la magia del maestro (así llamaba al hechicero).

Ambos bandos libraron batallas durante todo el día. Era difícil encontrarle un punto débil al ejército del mal y a la magia del hechicero, quien a media noche hizo una aparición que derrumbó el ánimo de todo el bando aliado. No fue hasta el día siguiente cuando, finalmente, se descubrió que la verdadera victoria no sería encontrada en las armas, sino en la voluntad. No sin esfuerzo y sangre derramada, Danothor acabó descubriendo quién era en realidad, y acabó revelándose contra su propia hueste en la batalla final, lo que desalentó a unos y aumentó la moral de otros.

Cabe decir que, durante la estancia de ambos ejércitos en Isla Tormenta, se encontró una carta firmada por Sir Marcus Adelmar en la que hablaba de lo mucho que añoraba a su hijo y los malos recuerdos de aquel lugar, motivo por el que el gobernador de Dagón no pisó Isla Tormenta ni en la Guerra del Dragón, ni en la del hechicero.

A partir de ahora, no queda más que estar atento a los nuevos recursos de trasfondo y a los sucesos que están por venir antes de que dé comienzo la VII edición de la feria…

Antes de la VII Feria del Dragón

Tras Lágrimas de la Tormenta, Edric, su hermano Vulkar y el enano Garliu viajaban juntos cuando repentinamente una desconocida se les presentó.

Recurso de Trasfondo:
Página 1
Página 2
Página 3

Y mientras las tropas se reagrupaban y los soldados volvían a su hogar, las investigaciones en secreto de la Orden de los Cronistas seguían su curso: Carta del Gran Maestre Deanum

Como después de cada batalla, Sir Marcus Adelmar se veía atormentado por los recuerdos de su hijo desaparecido:

Durante la VII Feria del Dragón

A diferencia de las anteriores, esta vez era el Consejo Regente, liderado por Sir Marcus Adelmar, quienes recibieron los saludos de los asistentes. Por sorpresa, y cumpliendo su palabra, Edric “El Hijo del Dragón”, apareció y vino acompañado de su hermano Vulkar, de Garliu y de Adara, sacerdotisa de la Orden de la Luna, en busca de juicio y perdón por lo sucedido en la Feria anterior.

Además, como moneda de cambio a su favor, traían a un prisionero, el mismísimo Morten. Con la intención de realizarle un interrogatorio a la luz de la luna a medianoche, y en aras de sacar información sobre los planes del hechicero.
 

 Explicaron tanto a Sir Marcus como a los asistentes los motivos por los que no estuvo en Isla Tormenta; y cómo Adara le salvó de las huestes del Hechicero, las cuales le estaban esperando para realizar una emboscada. Después de pedir perdón por la muerte de Seth (a pesar de haber estado bajo la dominación mental de la magia oscura del hechicero), aceptó someterse a juicio.

“Por lo de Seth, no siento más que lástima y pena.

Por ello deseo, sea Gadesia quien dicte mi condena”

Durante la tarde, se realizó el juicio a Edric por el asesinato de Seth, terminando como inocente al estar poseído por el Hechicero cuando se produjeron tales actos. Todos los argumentos fueron irrefutables al estar registrados en el códice de la Orden de San Miguel Hospitalario, (código de justicia implantado en la Isla del Dragón).

Tras el juicio, y estando los altos cargos de la Alianza del Archipiélago ya reunidos, se aprovechó y se trataron posibles estrategias para defender la isla y acabar con el Hechicero. Fue Adara quien, sin conocer exactamente qué era, nombró la existencia de un Tridente, y fue Cathrum, miembro de la Orden de los Cronistas, quién reconoció a qué se refería Adara. El Tridente de Orio, una poderosa arma, ahora perdida, la cual los Cronistas llevaban siglos buscando e intentando obtener información ya que se trata de un arma con el poder suficiente para acabar con el Hechicero. Se dice, que pudo ser el arma que asestó el golpe definitivo a Gamus en manos del primer Adelmar. La reunión concluye con una alianza para encontrar el Tridente y así tener una oportunidad para derrotar al Hechicero. La primera pista la aportó una carta encontrada en las antiguas ruinas de Orio por los corsarios de la Venganza del Össe, palabras del antiguo Rey, que indicaban por dónde empezar a buscar el tridente, ahora fragmentado.
 
Una vez cayó la noche, tras la final del Torneo de Armas presenciado por Edric como de costumbre, y ganado por Aldrich (quien repitió como campeón), se preparaba el interrogatorio a Morten. Acto que tuvo que ser retrasado dado que se produjo el asesinato de Cathrum (el miembro de la Orden de los Cronistas que advirtió en la inauguración de un peligro inminente, y quien arrojó luz a la alianza sobre la utilidad del Tridente de Orio), así como el intento de asesinato de Sir Marcus Adelmar, un misterio aún sin resolver, del que afortunadamente sobrevivió.

Cuando por fin se realizó el interrogatorio a Morten, se reveló parte de los planes del Hechicero. Palabras de Morten: “Las intenciones del hechicero son las mismas, desde hace siglos… ¡Despertar a Gamus!”.


Al día siguiente, previa clausura a la VII Feria del Dragón, la Guardia de Guildor Ciryatan llevó ante el Consejo Regente, a un sospechoso individuo al que encontraron registrando los aposentos de Sir Marcus. Tras un cruce de acusaciones sobre las intenciones del presunto espía o ladronzuelo, la poderosa y respetable dama Ivorwen irrumpió por sorpresa en la conversación (y pisando la Feria después de varios años) con el fin de apoyar al encapuchado, quien después de leer un texto que tenía preparado, reveló su identidad, resultando ser nada más y nada menos que el hijo desaparecido de Sir Marcus Adelmar, Bylon Adelmar. El ya no tan joven muchacho, aclaró que no murió en Isla Tormenta como se creía desde hacía más de 10 años. Explicó su dedicación en las sombras durante todo este tiempo a estudiar una ilación de sucesos, que, aunque no quiso revelar durante su discurso, dejó entrever que tenían relación con el hechicero. Justo antes de acabar su discurso, desveló una hipótesis, hasta ahora secreta…  “Gamus no sólo está vivo, ¡Gamus está aquí, entre nosotros!”.

Fue tras esa revelación, cuando presuntamente el Hechicero, entró en la mente de Ásur (mano derecha de Sir Marcus Adelmar) para intentar asesinar a Bylon… pero fracasó, pues Ásur se mantuvo fuerte y luchó contra la posesión, algo insólito que no había conseguido ni si quiera Edric un año antes, desviando el disparo hacia el brazo en vez de a la cabeza, y evitando así la muerte del joven Adelmar. Aun así, todo resultó confuso, y el capitán de la guardia de Guildor, Farior, se armó con el mayor valor y redujo a su compañero y amigo, Ásur, clavándole su hacha de mano entre el pecho y el brazo. Todavía resuenan los gritos de dolor de Farior, aun mayores que los de Ásur, cuya vida pende de un hilo, gracias en parte a que recibió la ayuda de la sacerdotisa Adara.
 

En medio de todo el alboroto formado, las campanas de guerra empezaron a sonar, mientras un emisario a caballo alarmaba a toda Gadesia…

“¡Auxilio, la guardia de Erytheia pide auxilio! ¡El hechicero está desembarcando en la costa! ¡A las armas!”

IV LÁGRIMAS DE LA TORMENTA

Tras la llamada de auxilio por parte de Erytheia las tropas que se encontraban en la Feria del Dragón partieron hacia la batalla. De todas las avanzadillas de exploradores, que se mandaron para recopilar información de lo que había sucedido, ninguna volvió. El hechicero había jugado bien sus cartas y el bando del Archipiélago había caído en su trampa.

Las tropas de la isla no se iban a rendir ante las artimañas del Hechicero. Sir Marcus Adelmar respondió a la jugada y decidió mover ficha para empezar el contraataque. No tardó mucho en reunir a todos los guerreros dispuestos a enfrentas al Hechicero para intentar derrotarlo de una vez por todas.

Misiva de Sir Marcus Adelmar

Mientras en Gadesia se está reorganizando la Alianza, el Hechicero sigue avanzando con su plan.

Sir Marcus Adelmar sigue con la ardua tarea de encontrar el tridente de Orio. El único objeto capaz de acabar con la vida del Hechicero.
Diario de campaña de Sir Marcus

En otro orden de acontecimientos, se decide colocar defensores en cada ciudad de la Isla, para asegurar así la defensa de estas y disminuir de esta manera el riesgo a caer de nuevo en una trampa del bando enemigo.
¡Se hace saber!

El sitio ha sido marcado. Tanto las Tropas de Hechicero como las Fuerzas Aliadas parten hacia el mismo lugar, La arboleda de las cenizas.

Empieza la batalla, es hora de presentar filas. Sir Marcus y Edric marchan encabezando las Fuerzas Aliadas, mientras que las Huestes del Hechicero marchan dirigidas por Odrogoth, un nuevo comandante.

Es aquí, cuando Odrogoth se presenta, revelando así el verdadero Plan Maestro del Hechicero, tienen a Sir Darag, Seban Benez y Belloto como rehenes. Ante sus compañeros Seban Benez es ejecutado y Thulgog somete a Belloto al poder del Hechicero. No todo acaba ahí, por puro placer y como una muestra ínfima de su poder el Hechicero decide someter a varios grupos de las Fuerzas Aliadas, obteniendo ventaja ante la inmediata batalla.

Durante todo un día ambos bandos combatieron sin cesar, los fragmentos del tridente y la vida de inocentes estaban en juego. Al caer la noche empezó la disputa por los fragmentos dando como resultado la victoria para las Fuerzas Aliadas con 6 fragmentos y 4 para el bando del Hechicero.

Al amanecer, tras una larga noche ambos bandos presentaron batalla para conseguir hacerse con todos los fragmentos. Todo apuntaba a que el Archipiélago se alzaría con la victoria, pero ante un giro de los acontecimientos todo cambiaba. La balanza se inclinaba a favor del bando del Hechicero, mostrando su baza. Tendrían que decidir quedarse con los fragmentos del tridente o con la vida de Sir Darag. Devastados ante tal dilema, el bando aliado sufría un fuerte golpe moral. Gadesia estaba arrasada, las tropas del Hechicero habían tomado la isla y ante ellos se presentaba la opción de sacrificar una vida a cambio de poder salvar a muchas con un gran coste emocional. Ante la sorpresa de todos, Sir Darag decidía acabar con la disyuntiva por la que no quería hacer pasar a sus amigos y aliados acabando él mismo con su vida. Tras eso, llevado por la ira y la pena de haber perdido a alguien a quien consideraba un hermano, Edric cargó contra sus enemigos, sin pensarlo. Ambos bandos lucharon sin cesar y ambos bandos protegieron sus fragmentos. Aun habiendo ganado la batalla, las Fuerzas Aliadas no se sentían ganadores, el Hechicero tenía el control, era amo y señor de la situación.

Instagram

  • ¿Has llorado alguna vez en un Rol en Vivo?¿ Has sentido realmente la emoción de vivir la historia con ojos brillosos y vellos de punta? #FinalVIIIFdD #FeriadelDragon #LagrimasdelaTormenta #RolenVivo #larp #ReV

Feria del Dragón / Todos los derechos reservados. 2018